Maderó adquiere las antiguas instalaciones de Flex en Guísamo

lunes 3 de mayo de 2010

Una empresa del grupo coruñes Maderó ha comprado la antigua planta que Flex tenía en la parroquia de Guísamo, en A Coruña, y que llevaba años sin actividad. Según el propio presidente del grupo de empresas Maderó, José Vicente Martínez Rico, aunque la adquisición se realizó hace meses, dada la situación actual de crisis generalizada, no tienen prevista iniciativa alguna para estas instalaciones.

Respecto a la ampliación del polígono industrial de Bergondo, el empresario fue uno de los que participó en la reunión convocada por los responsables municipales para tratar del tema, siendo ésta una de las parcelas hacia la que está previsto ampliar el polígono, a través de un Plan Especial de Reforma Interior.

Martínez Rico afirmaba en La Voz de Galicia que desde el Concello hay buena disposición para facilitar el asentamiento de nuevas empresas, y la propia alcaldesa, Alejandra Pérez-Máquez, viene manteniendo hace tiempo la postura de que Bergondo necesita más suelo industrial, puesto que el polígono está prácticamente completo sin apenas parcelas disponibles.

El nuevo espacio industrial se ubicará en una zona verde que linda con la carretera N-VI y el actual recinto industrial. Los promotores esperan que la ampliación ascenderá a 171.133 metros cuadrados, lo que permitirá que el municipio de Bergondo supere el millón de metros destinado a uso industrial, ya que el recinto actual ronda los 800.000 metros.

La ampliación tendrá que contar con el visto bueno de la Consellería de Cultura, ya que en una parte de la parcela están los restos de uno de los castros más importantes del municipio, el conocido como Monte da Fame. Este fue dañado al quedar parcialmente sepultado hace 30 años por la ampliación de la fábrica de colchones, la propuesta actual es la recuperación y cesión al Concello, con la creación de un centro de interpretación.